Buscar
  • IPF

3 cosas que debes saber sobre la ropa ignífuga

La ropa ignífuga se llama así porque está confeccionada con tela ignífuga. La propiedad ignífuga se obtiene con un tratamiento con amoniaco a nivel molecular, el cual se desprende al estar en contacto con fuego, lo que provoca que éste se extinga.


1. ¿Cuándo se debe usar una prenda ignífuga?


Cuando el usuario esté expuesto al fuego repentino. El fuego generado por combustible no es igual al fuego repentino. La diferencia radica en que el fuego que es generado por combustible dura más tiempo y mientras exista combustible existirá fuego; en cambio, el fuego repentino dura unos segundos ya que el combustible es escaso.


Cuando se está expuesto a fuego generado por combustible se debe usar ropa especial, como la de los bomberos, que es de protección primaria. La ropa ignífuga es de protección secundaria y debe usarse siempre que se esté expuesto al fuego repentino.



2. ¿Todas las prendas ignífugas tienen el mismo nivel de resistencia al fuego?


No, existen varios niveles de protección. Es importante tener en cuenta que hay prendas ignífugas para fuego y prendas para arco eléctrico, esto debido a que el calor generado por el arco eléctrico es más intenso que el creado por el fuego. Por esta razón, todas las prendas resistentes al arco eléctrico son resistentes al fuego, pero no todas las resistentes al fuego son resistentes al arco eléctrico.


La National Fire Protection Association (NFPA) utiliza 4 categorías para el equipo de protección personal para Arco Eléctrico, donde clasifica los niveles de riesgo de arco eléctrico y los requerimientos para el Equipo de Protección Personal. Dichas categorías se usan para informar a los trabajadores sobre la protección que necesitan mientras trabajan con equipo energizado.


Cada categoría incluye un valor mínimo de rango de arco para el equipo de protección personal. Este valor es determinado por el fabricante del equipo de protección personal e indica la cantidad de energía térmica en calorías sobre centímetro cuadrado (cal/cm2) que la prenda puede absorber o bloquear antes de que el usuario pueda recibir una quemadura de segundo grado. Las quemaduras de segundo grado se producen cuando la piel está expuesta a 1.2 cal/cm2 de energía.





3. ¿Cómo puedo saber si la prenda que adquirí es resistente al fuego? ¿Se nota a simple vista?


No se nota a simple vista. Es importante que compres tu ropa ignífuga con un proveedor confiable, que tenga prestigio en el mercado y que conozca del tema, de esta forma es menos probable que te den “gato por liebre”, tu salud y la de tu personal no deben estar en riesgo. Es también aconsejable que pidas el certificado de calidad de la tela con la que se fabricará tu ropa ignífuga, así como la ficha técnica.

10 vistas